Entre más sencillo… Mejor

Durante casi 15 años he trabajado una tesis: las cosas pueden y deben ser mucho más sencillas de lo que actualmente son en todos los quehaceres humanos. La incorporación de la tecnología a nuestras vidas, un permanente cuestionamiento sobre la escala de valores, los cambios tan rápidos en muchos ámbitos nos han hecho perder foco en lo verdaderamente importante y vivimos resolviendo consecuencias y no causas.